Shopping Cart

No products in the cart.

LA VERDADERA HISTORIA DE WILSON, LA PELOTA

Veinte años después de que Náufrago arrasara en todo el mundo, descubre cómo Wilson, la Pelota, se convirtió en el icono cultural que es hoy. 

La historia detrás de la pelota Wilson en Náufrago

Wilson Sporting Goods lleva más de un siglo donando equipamiento deportivo a organizaciones comunitarias, eventos benéficos, ligas juveniles, equipos profesionales y otras entidades. Sin embargo, en 1998, la empresa recibió una solicitud inusual que cambiaría para siempre su relación con el mundo del cine.

Ese año, Molly Wallace, del equipo de comunicaciones de deportes en equipo, atendió una llamada de 20th Century Fox. El estudio quería pelotas Wilson para una nueva película protagonizada por Tom Hanks. En aquella época, no era común que los estudios pagaran por colocar productos, solo los solicitaban gratis.

Fox no dio muchos detalles sobre la trama ni el uso que le darían a las pelotas. Solo garantizaron que no se utilizarían de forma perjudicial para la imagen de la marca. Pero el nombre de Tom Hanks convenció a Wilson para enviar las pelotas solicitadas: balones de fútbol.

Meses después, Fox contactó nuevamente a Wilson. Los balones de fútbol no funcionaban para la filmación, así que necesitaban pelotas de voleibol, específicamente con una cara en blanco. Wilson accedió a fabricar 60 pelotas especiales con ese requerimiento.

En Wilson comenzaron a preguntarse ¿para qué necesitaría la producción pelotas de voleibol con una cara en blanco? Era un misterio. Durante casi un año, lo único que supieron fue que una pelota Wilson aparecería en la nueva película de Hanks.

Finalmente, Wilson recibió un acuerdo de confidencialidad y una foto promocional: Tom Hanks en una playa, sosteniendo una de sus pelotas de voleibol. Sin contexto, no podían imaginar que ese objeto inanimado se convertiría en un popular personaje: Wilson, la pelota.

Ese fue el humilde inicio de una fructífera relación entre Wilson y Hollywood. Hoy la icónica pelota es reconocida mundialmente como el símbolo de amistad y esperanza en la aclamada Náufrago.

La foto real que Wallace recibió de 20th Century Fox.

Tras recibir la misteriosa foto promocional, Wilson no tuvo más noticias de Fox Studios hasta el estreno de la película en Los Ángeles. Y fue entonces cuando comenzaron a lloverles llamadas de la prensa.

“De repente, los medios me contactaban sin parar y yo no tenía ni idea de qué estaban hablando”, recuerda Wallace entre risas. “Fox no nos había contado nada sobre la trama o el uso de las pelotas”.

Tras atender innumerables llamadas, Wallace contactó a Fox para pedir más información. Casualmente, esa semana la productora organizaba en Chicago una función previa de Náufrago para la crítica. En lugar de explicarle la historia, Fox invitó a Wallace, Davenport y Kuehne al evento.

Así que asistieron, sin esperarse el protagónico que tendría la pelota Wilson en la cinta. “Salí del cine pensando: ‘¡Demonios! Tenemos que hacer algo'”, dice Davenport.

Al principio, Fox se mostró reacia a que Wilson fabricara réplicas oficiales, pues en ese momento la película no contaba con otro merchandising. Pero tras reunirse con los productores en Los Ángeles, Wilson logró la aprobación.

“Como no fue un emplazamiento publicitario pagado, no supimos nada hasta el estreno. Por eso íbamos unos meses retrasados con las réplicas”, explica Kuehne.

Afortunadamente, la popularidad de la película y de Wilson, la pelota, trascendió más allá del lanzamiento tardío de los productos oficiales.

El impacto cultural de Wilson, la pelota, trascendió el ámbito deportivo. “Esto va mucho más allá de un simple emplazamiento de producto”, afirmó Chris Considine, gerente general de Wilson Team Sports. “Nos lleva al territorio de la cultura pop”.

La película también benefició a la Asociación de Voleibol Profesional (AVP), cuyo logo aparecía en la pelota. Náufrago vinculó para siempre a Wilson y la AVP en el mundo del voleibol.

“Llevamos una de las pelotas originales del rodaje, con los palos asomando, a una exposición de la Asociación Estadounidense de Entrenadores de Voleibol. Todos los coaches se tomaron fotos con ella”, cuenta Davenport.

Tal fue el impacto de Wilson que la Broadcast Film Critics Association creó un premio exclusivo para él. Ese año, Wilson viajó a los Critics’ Choice Awards, acompañado por el equipo de Wilson, y recibió el galardón al mejor objeto inanimado.

“Es increíble la atención que estamos recibiendo. Agradecemos a Fox esta oportunidad y nos sentimos honrados de recibir el primer premio al Mejor Objeto Inanimado”, dijo Considine al aceptar el reconocimiento.

Las apariciones públicas de Wilson no terminaron en la alfombra roja. Un año después del estreno, Dale Earnhardt Jr. colocó una réplica de Wilson en su auto de carreras como copiloto. Earnhardt ganó esa carrera y dijo en conferencia de prensa que la pelota le había dado suerte.

Tras el estreno, dos de las tres pelotas usadas en la filmación se subastaron. El Wilson original realizó una aparición en Saturday Night Live.

Póster de la película Náufrago

El destino detrás de la elección de Wilson

Existe una historia popular que afirma que la pelota Wilson fue elegida en honor a Rita Wilson, esposa de Tom Hanks. Supuestamente, Hanks quería sentirse conectado con su familia durante el largo rodaje, así que eligió una pelota con el apellido de su esposa.

Sin embargo, hay otra versión más sorprendente que hace parecer que la participación de Wilson fue cosa del destino.

“Según cuentan, el guionista solía experimentar lo que escribía”, recuerda Davenport. “La leyenda dice que visitó una isla remota con un superviviente y vivió muchas de las situaciones de la película, como hacer fuego y abrir cocos”.

“Supuestamente, el superviviente le dijo: ‘Si estás solo mucho tiempo, te volverás un poco loco y empezarás a hablar contigo mismo o con objetos'”.

Así, cuando luego imaginó a un náufrago creando un vínculo con una pelota, el guionista eligió por coincidencia la marca que justamente validaría esa premisa.

Según esta versión, no fue solo un homenaje de Hanks, sino una increíble casualidad que la pelota que cobró vida fuera Wilson.

Fotografía de estudio de Wilson, la Pelota

Disfruta de un 10% de descuento

¡Bienvenido a Wilson! Estamos emocionados de tenerte aquí. Como agradecimiento por suscribirte, te ofrecemos un descuento del 10% en tu primera compra. ¡Disfruta de tus ahorros y gracias por unirte a la comunidad de Wilson!

We don’t spam! Read our privacy policy for more info.